Mensajes ||Homenajes | Museo | Debate | Invitados | Noticias |Catálogo Rimado | Los Orígenes |Libros |Lecturas |Improvisación |Inicio

Recordando los orígenes (5)

POR Y PARA MARTÍ: LA DÉCIMA

Por Mariana Pérez Pérez

Acerca de la décima martiana han escrito varios autores cubanos importantes, entre los que se cuentan: Samuel Feijoo, El Indio Naborí, Virgilio López Lemus, Waldo González López y Antonio Gutiérrez Rodríguez. Comentaré algunas de sus ideas y agregaré un breve –todavía incompleto– recorrido por las páginas de poetas villaclareños que le han cantado al Maestro.

Samuel Feijoo –acerca de la cuarteta y la décima folclórica en José Martí– expone y ejemplifica cómo la copla española fue conocida por éste desde temprana edad, y cómo esa influencia se materializa en sus Versos sencillos . Con el antecedente: Yo he visto a un hombre viví / con más de cien puñalás / y luego lo bi morí / con una sola mirá, Martí escribe en sus Versos sencillos I: He visto vivir a un hombre / con el puñal al costado / sin decir jamás el nombre / de aquella que lo ha matado . Resalta Feijoo que Martí apenas rozó la décima, pero sí las escuchó en Cuba y las leyó (en 1856 se editaron las del Cucalambé). Virgilio López Lemus –por su parte– explica que Martí escribió un total de 28 décimas, que se desglosan en: Amor con amor se paga (16); “A Isabel Esperanza Betancourt” (4); “Baile agitado” (5); como poemas independientes (3). Una de las décimas dedicadas a Isabel Esperanza Betancourt –citada por Feijoo– se aprecian recursos como: interrogación, metáfora y enumeración. Aparece encabalgamiento en tres versos de la 1ª. redondilla; la segunda redondilla se encuentra encabalgada con el puente, formando una sextilla. La transcribo completa para que se aprecien mejor sus valores: Quieres mis versos tener / ¿Qué versos te ha de decir / quien queda con verte ir / sin lira ya que tañer? / ¿Versos? Pues con ser mujer / y nacer de quien naciste / flor de estrella, verso fuiste / delicado, casto airoso, / más que el cantar querelloso / de un hombre pálido y triste .

López Lemus hace un recorrido breve por los antecedentes decimísticos en la literatura cubana y refiere: “Cuando José Martí nace en 1853, la Isla de Cuba contaba ya con una tradición literaria definida y con otra de oralidad campesino-citadina. En ambas, la décima poseía lugar destacadísimo”. En sus años infantiles, la décima alcanzó su punto climático en la llamada poesía culta; luego comenzó a declinar a medida que crecía como tradición y se consolidaba como la única estrofa de uso entre los campesinos. Tas la aparición de Cantos del Siboney (1855), de Fornaris, y de Rumores del Hórmigo (1856 ó 57), se inicia un rechazo a las corrientes poéticas del Criollismo y el Siboneyismo , para comenzar a hablarse de la “Reacción del buen gusto”, que se opone a los excesos antiartísticos cometidos en la décima por los seguidores de Fornaris y El Cucalambé. (Personalmente, considero que algo similar ocurriría en el siglo XX, durante la década de los 60 y principios de los 70, con la oposición de los poetas “cultos”, apegados al coloquialismo, hacia la décima, que –por cierto– siguió manteniendo rasgos muy evidentes de criollismo, hasta la Promoción de los 80). Contrariamente a lo expresado por Feijoo, López Lemus opina que los contactos de Martí con la décima, en sus primeros años, debieron ser escasos por razón de que se desenvolvía en la ciudad y de que su maestro, Rafael María de Mendive, estaba asociado a los poetas de la “Reacción del buen gusto”; más tarde, con el destierro, el contacto sería menor aún; no obstante, asevera que, si bien no fue uno de los máximos creadores en décima, sí hay que verlo como “un fecundador esencial”. El poeta y estudioso de la estrofa, Waldo González, estima que no se puede hablar de la evolución de la décima en Cuba sin la honda presencia de José Martí, mientras que Antonio Gutiérrez Rodríguez –poeta, editor, crítico e investigador, de Las Tunas– afirma que el mismo “aborda la décima con el cuidado literario que ésta se merece”.

REFERENCIAS ACERCA DE LA DÉCIMA EN LOS ESCRITOS MARTIANOS

Después de su estancia en Venezuela (20 de enero al 28 de julio de 1881), Martí escribió, aunque nunca publicó, “Un voyage á Venezuela” –en francés– en el cual pinta el paisaje y las costumbres de ese país con tono exaltado: “En esa naturaleza virgen, los hombres de los campos tienen todavía costumbres grandiosas y audaces (...) son poetas, centauros y músicos. Relatan sus proezas en largos trozos de versos que se llaman galerones .” 1

Entre 1889 y 1893, cuando está preparando la “guerra necesaria”, es la etapa en que aparecen más referencias a la décima en sus escritos, dado el contacto con los emigrados cubanos y, por tanto, un conocimiento mayor de su modo de ser y de expresarse. Observará entonces el arraigo de la décima en Cuba y en sus poetas, como José Joaquín Palma (1889) 2 y Francisco Sellén 3.

En Patria , el 2 de julio de 1892, fundamenta la unidad espiritual de Nuestra América cuando expresa: “Qué juntarse, en aquellos cariños, la décima de Cuba, el aguinaldo puertorriqueño, la perica venezolana”. Ese mismo periódico , el 26 de marzo de 1892, se refiere a los “Los lunes de la Liga”, tertulia en que estaba presente la décima patriótica; y el 29 de abril de 1893, con el título “Versos verdaderos”, califica a la poesía de los guajiros: “...de la poesía verdadera, de la poesía guajira”.

Los poetas de la guerra : colección de versos a la independencia de Cuba , prologado por el Maestro, se publicó en New York en 1893. En dicho prólogo, exalta los valores patrióticos de los poetas del 68, quienes –en su decir– “Rimaban mal a veces, pero solo pedantes y bribones se lo echarían en cara: porque morían bien”.

Amor con amor se paga es una pieza teatral de Martí; fue representada en Ciudad de México en 1875 y publicada, allí mismo, un año después. Virgilio López Lemus llama la atención acerca de que las décimas que allí se incluyen (16 en total) son espinelas perfectas y, por tanto, cantables, pero no responden a la tradición cubana. La obra es un “juguete proverbial”, al estilo clásico español. Consta de 522 versos, en los que el personaje femenino, Ella , le pide al masculino, Él , que escriba un proverbio teatral; entre ambos, buscan un título a partir de refranes conocidos. Deciden nombrar la pieza “Amor con amor se paga” y los personajes se llamarán Teresa y Julián. Quien lea las décimas –y el resto– concordará con López Lemus en que el nivel lírico no está a la altura de la poesía que, ya en esa época (22 años) escribía José Martí.

Entre todas las décimas escritas por Martí, la de mayor valor poético es “A bordo”, que aparece en su Cuaderno de apuntes de 1881: Vela abajo, mozo arriba, / acá el roto, allá el peñasco, / ido el sol, recio el chubasco, / y el barco, no barco, criba: / gigante el viento derriba / los hombres de las escalas; / desatadas van las balas / rodando por la cubierta, / y yo, en medio a la obra muerta / vivo, de mi hijo en las alas. 4 

INFLUENCIA MARTIANA EN LA DÉCIMA POSTERIOR. MARTÍ EN LOS DECIMISTAS VILLACLAREÑOS DE LA CONTEMPORANEIDAD

La influencia de Martí en la décima del siglo XX es tanto o más poderosa que la del Cucalambé. Existen dos vertientes –según López Lemus–, tanto en la décima “culta” como en la “popular”. Primera: Martí aparece como héroe, como paradigma del cubano, como gran patriota y como poeta. Segunda: El influjo consiste en sus versos y se manifiesta en forma de glosas, en comentarios directos mediante citas de sus versos, o indirecto, por el parecido estilístico. De ambas vertientes se encuentran ejemplos en la décima escrita por los poetas villaclareños.

LEONCIO YANES. Libro A la sombra de un ala , que glosa los Versos Sencillos . Este libro fue Premio 26 de Julio en 1975. En él aparecen claves temáticas –observables en todos sus libros– entre las que resaltan: la naturaleza cubana; el homenaje a la décima como hecho poético; la raíz martiana, que no solo está presente en los textos glosados, sino que apunta hacia el estilo de pensamiento y de vida del propio autor. Por ejemplo: “ Estrechar la mano amiga ”; “ Soy martiano desde niño ”; “ Desprecio la falsedad / del artificio del mundo ”. No se trata de simples expresiones del sujeto lírico, o de “poses”, sino de una poesía que nace de los sentimientos más íntimos de Leoncio Yanes, y de su conocimiento acerca de la obra del Maestro.

Libro Donde canta el tocoloro . Página 13: “A los poetas cubanos” (2ª. Décima). Influencia de los Versos sencillos : Mis versos, bardos hermanos / sin vibraciones extrañas, / suben las altas montañas, / andan los fértiles llanos . Página 17: “En pos del verso cubano”: Yo busco el verso que nace / del perfume de la flor / y en un suspiro de amor / tiene su mejor enlace . Páginas 16-17: “Guajirismo”. Se refiere a los pensamientos martianos. Página 26: “Rosa blanca”, nueve décimas que concluyen con textos martianos, en ellas Leoncio Yanes realiza una glosa muy peculiar, donde toma una redondilla de los Versos sencillos y la completa (al inicio) con versos propios. Página 59: cita a Martí en la última décima de “Las grandezas de Cuba”. Páginas 102-103: “Patria cubana”, cuatro décimas, en las que menciona a Martí. También este autor, en su decimario Con un cocuyo en la mano , sección IV, glosa al Apóstol.

ANDRÓNICO CRUZ LUNA. Libro Décimas . “Himnos triunfales” emplea los términos “Nuestra América” y “Del Bravo a la Patagonia”; menciona a los grandes próceres americanos, entre los que se encuentra Martí, a quien dedica una décima completa. El poema “Recuento” se inicia citando el 28 de enero y el 19 de mayo. Libro Al V Congreso campesino , “Primera parte (La colonia)”: la décima 6 se refiere a Martí y a la guerra necesaria. “Tercera parte (Tiempos de prueba)”: la primera décima hace mención de Martí en la Generación del Centenario y el Moncada.

PREMIOS DEL CONCURSO “JUAN R. DELGADO LIMENDOUX”, CAMAJUANÍ, 1978. SEGUNDA MENCIÓN: Rodrigo Rodríguez Gómez (Santa Clara), “Educar”; en la décima V menciona a Martí como educador, junto a Varela y Luz Caballero. MENCIÓN ESPECIAL: Everardo Martínez Díaz (Camajuaní), “Dos Ríos”: la muerte de Martí y su presencia en el Moncada. MENCIÓN ESPECIAL: Isa Ruíz Acosta, “26 de Julio”, se refiere a la doctrina del Maestro.

RICARDO RIVERÓN ROJAS. Su decimario Y dulce era la luz como un venado, que fuera Premio 26 de Julio en 1986, inicia con el verso “Cultivo la rosa blanca” su poema “Ofrenda” (p. 78). Por su parte, en Azarosamente azul , la sección “Yo voy con mi niña hermosa”, décimas II y IV, cita versos de Martí.

ANTONIO HERNÁNDEZ PÉREZ . Libro Palo verde : p.17. “Ilusiones”: menciona a Martí. p.40. “Fechas martianas”. p. 65. “Martí”. Se inicia con el verso: “ Con los pobres de la tierra ” y concluye con el verso: “ Con la guerra necesaria ”.

alexis ALEXIS CASTAÑEDA PÉREZ DE ALEJO. Su libro Vicio de la nostalgia no glosa a Martí propiamente, sino que emplea como exergo la frase “Tal vez la poesía no es más que la distancia”. En El Sitio de la soledad (pág. 24) emplea, como exergo de la sección II, la cita martiana: Todo mi amor doloroso / todas mis ansias y afrentas .

ALPIDIO ALONSO GRAU . Libro Alucinaciones en el jardín de Ana . Página 28: Exergo de la sección “Invierno y cartas”: “ Aquí está el pecho, mujer ”. Página 39: “De tan pocas palabras está hecho el poema” se inicia con el verso martiano “ Yo tengo más que el leopardo ”. Página 49, “Tonada II”, en la segunda décima el tono y las imágenes son de una fuerte influencia martiana: (...) al salterio / me rindo: soy su poder . Compárese con Versos sencillos , “XVII” (última estrofa): ¡Arpa soy, salterio soy / donde vibra el universo: / vengo del sol, y al sol voy: / soy el amor: soy el verso!

EDELMIS ANOCETO. Sus libros Imago mundi (p. 27) y La cólera de Aquiles (p.32): “Del náufrago”. Emplea como exergo el verso de Martí: “ Y el barco, no barco, criba ”, pero no lo glosa, aunque hace alusión al barco. La cólera de Aquiles (p.15): “Vas a ver el fantasma que creció” finaliza con los versos: “ Quien vio el ojo tan negro del canario / imaginó también su levedad ”.

ARÍSTIDES VALDÉS GUILLERMO. Su libro Esbozos con figura de muchacha se encuentra estructurado a partir del pensamiento martiano: “El amor, como el árbol, ha de pasar de semilla a arbolillo, a flor y a fruto”. Secciones: II (El amor como el árbol); IV (De semilla a arbolillo); VI (A flor y a fruto). Yamil Díaz explica ampliamente la presencia de la raíz martiana en ese decimario 5. En Meditaciones del náufrago , sección “Doce apuntes de un náufrago al inicio del milenio”, emplea como exergo una cita de Martí: “Grato es morir; horrible, vivir muerto”. Las décimas muestran un intimismo lírico que entronca con la poesía de aquel.

Por último, hay que destacar que esta influencia no solamente se encuentra en los decimistas de la Revolución actual, sino que, tanto durante la emigración en Tampa, como posteriormente, durante la república mediatizada, los decimistas populares glosaban los versos de Martí; de ello hay innumerables ejemplos en el trabajo de Samuel Feijoo, quien expresa:

«La influencia de José Martí (sus Versos sencillos ) en la poesía folklórica y popular cubana es influencia de raíz. Ha pasado en perfecta conjución, al estilo poético nacional cubano folklórico y popular. Hombre venerado, hombre fundador, el pueblo lo gana, le reconoce suyo y bueno. Y las cuartetas de sus Versos sencillos se glosan, se quieren, se gozan».

Santa Clara, 18 de enero, 2008

Publicado en: Guamo (Santa Clara) Año 2, Números 16 y 17, mayo y junio 2008.

NOTAS

1. Alexis Díaz Pimienta dice: “En décimas se hace el galerón oriental, el galerón margariteño, la gaita oriental...” y resalta la similitud del galerón oriental con el punto cubano. En su: Teoría de la improvisación. – p. 101. – La Habana : Ediciones UNIÓN, 2001.

2. MARTÍ, JOSÉ. Obras completas . – t. 5, p. 160.

3. Ibid. – p. 189.

4. Este poema se asocia con el Ismaelillo y está próximo a la sensibilidad modernista.

5. DÍAZ GÓMEZ, YAMIL. “Esbozos con figura de muchacha”. Umbral (Santa Clara) 4:37-38, 2001.

BIBLIOGRAFÍA

Alonso Grau, Alpidio. Alucinaciones en el jardín de Ana. – Santa Clara : Capiro, 1995.

Anoceto, Edelmis. Cuaderno de los monólogos. – P. 25-34. – En su : Imago mundi. – Cienfuegos : Ediciones Mecenas, 2002. – Contiene : Del ausente.- Del náufrago.- Del héroe.- Del mago.- Del poeta.- Del misionero.- Del escriba.

________. La cólera de Aquiles. Santa Clara : Capiro, 2005.

Castañeda Pérez de Alejo, Alexis. El sitio de la soledad. – Santa Clara : Ediciones Capiro, 1999.

Cruz Luna, Andrónico. Al V Congreso Campesino. – Camajuaní : Sectorial Municipal del Cultura : Taller Literario “José García del Barco”, 1977.

________. Décimas ; pról. Leoncio Yanes. – Camajuaní : Taller Literario “José García del Barco”, 1977.

Díaz Gómez, Yamil. “Esbozos con figura de muchacha”. Umbral (Santa Clara) 4:37-38, 2001.

Díaz Pimienta, Alexis. Teoría de la improvisación. – p. 101. – La Habana : Ediciones UNIÓN, 2001.

Feijoo, Samuel. La cuarteta y la décima folklóricas en la poesía de José Martí. Signos (Santa Clara) 3 (9):218-233, mayo-ago. 1972.

González López, Waldo. Amor con décima se paga. – p. 8-10. – En su : La décima... ¿sí o no? – Las Tunas : Sanlope, 2006.

González López, Waldo, comp . José Martí : Este amor en que me abraso. – Quivicán, La Habana : Proyecto Martiano Sociocultural Comunitario, 2003.

Gutiérrez Rodríguez, Antonio. Décimas en Amor con amor se paga: estructura y lenguaje. – p. 40-49. – En su : Estudios sobre la décima. – Las Tunas : Sanlope, 2004.

Hernández Pérez, Antonio. Palo verde. – La Habana : Ed. Arte y Literatura, 1978.

López Lemus, Virgilio. José Martí y la décima. – p. 91-130. – En su: La décima constante. – La Habana : Fundación Fernando Ortiz, 1999.

Los Poetas de la guerra : colección de versos a la independencia de Cuba / pról. José Martí. – La Habana : Imprenta La Verónica, 1941.

Martí, José. Obras completas. – t. 5 y 19. – Contiene : t.5: p 160: “José Joaquín Palma”; p. 189: “Francisco Sellén”; p. 213-217: “Versos verdaderos” ( Patria , 29 abr. 1893); p. 231-232: “Prólogo al libro Los poetas de la guerra”; p. 255: Patria 26 mar. 1892; p. 384: Patria 2 jul. 1892. – t. 19, p. 159: “Un viaje a Venezuela”.

________. Amor con amor se paga. – La Habana : Ed. Letras Cubanas, 1993.

Martí, José. Amor con amor se paga : fragmentos. – p. 34-35. – En: Batista Moreno, René, comp . Yo he visto un cangrejo arando. – Santa Clara : Capiro, 2004.

Orta Ruíz, Jesús (El Indio Naborí). Decimario de la Guerra del 95. – p. 94-108. – En su : Décima y folclor. – La Habana : Ediciones UNION, 2004.

________. La Libertad. – p. 94-108. – En su : Décimas para la historia : la controversia del siglo en verso improvisado / Indio Naborí y Ángel Valiente. – La Habana : Letras Cubanas, 2004.

Riverón Rojas, Ricardo. Azarosamente azul. – La Habana : Ed. Letras Cubanas, 2000.

________. Y dulce era la luz como un venado. – La Habana : Ed. Letras Cubanas, 1989.

Valdés Guillermo, Arístides. Esbozos con figura de muchacha. – Santa Clara : Sed de Belleza, 1999.

________. Doce apuntes de un náufrago al inicio del milenio. – p. 41-54. – En su : Meditaciones del náufrago. – Santa Clara : Capiro, 2007.

Yanes Pérez, Leoncio. A la sombra de un ala. – La Habana : Arte y Literatura, 1975.

________. Con un cocuyo en la mano. – La Habana : Ediciones Unión, 1984.

________. Donde canta el tocoloro ; Pról. Samuel Feijóo. – La Habana : Universidad Central de Las Villas : Investigaciones Folklóricas, 1963.

©2008 Mariana Pérez y Museo de Artes Decorativas. Santa Clara. Villa Clara. Cuba. Contactos Museo: Tel. (53) (42) 20 5368

Anterior -- Siguiente