JOSÉ MANUEL SILVERIO LEÓN IMPROVISA Y ESCRIBE

INVITADOS (7)

JOSÉ MANUEL SILVERIO LEÓN

FICHA CURRICULAR

José Manuel Silverio León (Santa Clara, 30-8-1968). Poeta repentista solista. Ha actuado con el acompañamiento de importantes agrupaciones de la provincia y resto del país, y ha compartido escenario con figuras representativas de la décima cubana. En coordinación con el Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado, dirige el proyecto «Chanito Isidrón», taller de repentismo infantil, con sede en el Centro Provincial de Casas de Cultura en Villa Clara, e imparte clases de la misma materia, como cooperante, en la Escuela de Instructores de Arte. Su carrera comenzó a finales de los ochenta en el taller literario «Carlos Manuel de Céspedes», perteneciente a la Casa de Cultura «Juan Marinello» de Santa Clara, a través del cual participó en varios eventos importantes y obtuvo numerosos premios y reconocimientos.
Desde el año 1992 se desempeña como profesional en el conjunto "Voces y Cuerdas de mi Cocodrilo Verde", con el cual actúa en programas radiales y televisivos. Ha participado en numerosos eventos de primera línea, como concursante, jurado o ponente. Entre los más importantes se encuentra el Festival Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado, al que asiste regularmente desde 1996, y "La canturía más larga del mundo". Ha sido figura principal en homenajes realizados a personalidades de nuestra cultura.
Ostenta numerosos premios de carácter nacional, entre ellos: Primer premio Décima Mural, Festival Iberoamericano de la Décima, Las Tunas 2001. Premio Centro Provincial de la Música de las Tunas en el Festival Nacional de Repentismo «Justo Vega», Jornada Cucalambeana 2002. Premio Festival de Música Campesina «Amorosa Guajira», Camagüey 2002. Premio Concurso Nacional «Eliseo Saavedra», Sibanicú, Camagüey 2003. Primera mención Concurso Nacional Décima y Tradición, Las Tunas 2004. Premio «Chanito Isidrón» de Novela en Décima 2003. Premio Che Guevara, 2001. En once ocasiones ha sido merecedor de premios y menciones en el concurso provincial «Leoncio Yanes».

Junto al poeta camagüeyano Héctor Peláez Agüero, grabó (2007) décimas humorísticas para el disco Soy la décima guajira, del MInisterio de Cultura y el Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso improvisado.

ESPECTADOR ANÓNIMO

I
Las pupilas de las gradas
se encienden en el terreno,
el silencio es más ajeno
al juego que las miradas
que se cruzan en bandadas
sobre las bases vacías.
Un trueno de algarabías
retumba por el espacio
y el estadio es un palacio
que sueña todos los días.

II
Vuela una gaviota blanca
por un cielo de jonrones,
se apuran los corazones,
un guante salta y la arranca
del tramo la vía franca,
pero otra mano la envuelve
un segundo y le devuelve
un out, ¿es el destino?;
nadie le enseñó el camino
y sin embargo va y vuelve.

Tomado de: Signos (Santa Clara) 47:141, 2002.

NAUFRAGIO

Reconstruyendo siluetas,
acompasando las olas
sobre las arenas solas
de tu playa me sujetas.
No sé qué nubes agrietas
para humedecerme el lecho
ni sé con qué insatisfecho
maremoto te avecinas
cuando remueves las ruinas
del castillo de mi pecho.

Me han visto los arreboles
marineros de tus huellas
entre acuáticas estrellas
y celestes caracoles.
He borrado tornasoles,
he reproducido brumas,
contabilizo las sumas
de las restas de mi vida
y de pronto se me olvida
el color de las espumas.

¿En qué proa se me iría
la penúltima ilusión?
La nostalgia es el timón
del bajel de mi agonía.
Una brisa cruda y fría
le da vueltas a mi mano.
De mirar al oceano
se han puesto mis ojos viejos
y a veces estoy más lejos
que el horizonte lejano.

Vienes con el movimiento
del rompiente hasta la orilla
y te vas en la mejilla
de un celaje macilento.
Abre el pescador del viento
una mística atarralla.
La vida en mi vida encalla
y aquí estoy, sin ti y contigo,
en el salobre postigo
de los ojos de esta playa.

Décimas premiadas en: Concurso Nacional «Eliseo Saavedra», Sibanicú, Camagüey; Primer Premio en el «Leoncio Yanes», de Villa Clara; Primera Mención en el concurso «Décima y Tradición», Las Tunas.

José Manuel Silverio León —Jose para sus amigos más cercanos— es alguien muy querido y esperado en la tertulia «La décima es un árbol». Acompañado de su tres, o simplemente declamando, improvisa décimas. Le canta, con o sin pie forzado, al tema sobre el cual se debate, a un escritor invitado, y a «La pieza del mes» [Ver improvisaciones en los números: 1, 2, 3, 4, 5, 8, 10, 12, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 22, 25, 30, 32, 34, 35, 36, 37, 41, 43, 46, 50, 51, 53, 56, 57, 58, 59, 62, 66, 67, 68, así como en los Suplementos Nº1, Nº 2, Nº 3, Nº 4, Nº 5 del Catálogo rimado]. También hay décimas suyas entre las mejores de los primeros cinco años de la tertulia: Mínima selección (2007-2012).

En el mes de abril (2008) Silverio le cantó a la memoria del maestro y amigo Leoncio Yanes [Ver] y, con el pie forzado «Todas las flores de abril», improvisó una décima a la exposición de la Sala Transitoria:

Cuántas flores, al final
de una época lejana,
pétalos de porcelana
y pétalos de cristal.
El aire viene al brocal
perfumado de un pensil,
y por el clima gentil
histórico del Museo
me da la impresión que veo
todas las flores de abril.

Décimas improvisadas en la tertulia «La décima es un árbol» (17-10-2008)

PIE FORZADO (Inspirado en el Diálogo poético entre decimistas latinoamericanos, publicado por el blog de Cuba Ala Décima)

Cervantes tuvo las glorias
en su vida quijotesca
de que un Quijote estremezca
molinos en sus memorias.
Con páginas promisorias
llena todos los cuadrantes
de crucigramas gigantes
porque con cuerda locura
nació la literatura
en las glorias de Cervantes.

A IRELIA PÉREZ MORALES

Matancera cienfueguera
pero más camajuanense,
¿Cómo tú logras que piense
tan alto tu cabellera?
Dime de qué primavera
viene tu dulce aguacero
o con qué Pan matancero
Camajuaní se llenó
y por qué te sujetó
el corazón cienfueguero.

Vaya, musa inspiradora,
¿cómo inspiras a tu Musa
cuando abrochas en la blusa
el alfiler de la aurora?
¿Cómo tu mano decora
claveles sobre un clavel?
Hay un vanity de miel
en tu rostro femenino
y la vida es un camino
de sueños sobre tu piel.

Pero Silverio León no desdeña la décima escrita, como lo prueba su Premio en el Primer Concurso de Novela en Décima «Chanito Isidrón», que convocó en el año 2003 el Taller "Carlos Loveira" para la creación de Novela (UNEAC, Villa Clara), por su cuaderno Soledad.

En el boletín Brotes, publicado por el Taller Literario Municipal «Juan Oscar Alvarado» de Santa Clara, también aparece su poesía:

ESCLAVO DE MÍ

Tiempo detén tus relojes
echándome a andar el pecho
¿qué arcoiris en mi techo?
Lloraré cuando te enojes.
Ojalá no te sonrojes
frente al miedo todavía.
Mi sangre se ha puesto fría
de tantos soles, ¿y el mar?
¿Quién ha venido a escarbar
los surcos de la bahía?
¿Y el pez que se me escondía
dejará de ser el mismo?
Mis anzuelos son un sismo
que con la carnada umbría
quieren pescar la alegría
y quién sabe si al final
solo rocen el brocal
musgoso y viejo de un lempo
donde nos espera el tiempo
cansado del manantial.

¡Oh tiempo!, ¿Quién soy, quién eres?
¿Dónde estoy y dónde estás?
¿Acaso siempre te vas?
¿Nunca regresas, no mueres,
ni te arrepientes, ni quieres
que sepa tu recorrido?
¡Ay, tiempo, es tan aburrido
decirte siempre que sí!
Que anda un recuerdo de mí
pensándote en el olvido.

Tomado de: Brotes (Santa Clara) Nueva época (2):[8], sep.-nov. 2001.

 

«LA FLOR DE SU JUVENTUD»
(Pie forzado)

Juan Antonio Díaz, igual
que un lucero ebrio de lumbre
subió dos veces la cumbre
de un Concurso Nacional.
Desbordó su manantial
en el cauce de un laúd
y con sobrada inquietud
seguirá cumbres trepando
mientras esté perfumando.
la flor de su juventud.

Tomado de: Díaz-Pimienta, Alexis,Teoría de la improvisación, pp. 499, Ediciones UNIÓN, 2001, La Habana.

 

EL REINO DE ESTE MUNDO

Por el fondo silencioso
del murmullo transparente
se me esfuma en la corriente
larga de tu calabozo
mi tiempo, ya estoy celoso
del agua. Líquida enagua
que con cenefas de yagua
ciñe el talle de las rocas
y va llenando más bocas
que las que le piden agua.

Corren hacia mis esquinas
tus pupilas espumosas
y anuncian las mariposas
un susto de clavellinas.
No sé por qué no terminas
el viaje, si yo no traje
ni llevo hasta otro paraje
horario de itinerario,
y ando en sentido contrario
al horario de tu viaje.

Me asombro de ser un pez
con la aleta dividida
que salta a besar la vida
y vuelve a hundirse después.
Hay algo de intrepidez
en el pez de mi regreso
al fondo. Me tienes preso
entre burbujas de olvido.
¡Ah! Pero vienes crecido
y yo no sufro por eso.

Poema premiado en el concurso «Leoncio Yanes», de Villa Clara. La última décima obtuvo galardón en el Concurso de Décima Mural del Festival Iberoamericano de la Décima, Las Tunas.

©2008 Mariana Pérez y Museo de Artes Decorativas. Santa Clara. Villa Clara. Cuba. Contactos Museo: Tel. (53) (42) 20 5368

Anterior ------ Siguiente