Mensajes ||Homenajes | Museo | Debate | Invitados | Noticias |Catálogo Rimado | Los Orígenes |Libros |Lecturas |Improvisación |Inicio

HOMENAJES

ESTANISLAO «CUCO» MENÉNDEZ PÉREZ
(Santa Clara, 1923-2008)

cuco_menendez

cuco_menendez2

LA HUMANIDAD

La humanidad se ha perdido
se le han partido las riendas
y por escabrosas sendas
el hombre va confundido.
El ambiente corrompido
trae un porvenir fatal
y el gobierno celestial
pondrá en la tierra sanción
con el justo almagedón
para la etapa final.

Mirad si ya se ha perdido
esta loca humanidad
que la palabra verdad
agoniza en el olvido.
La sociedad como un nido
de serpientes se ha tornado,
el vicio desorientado
en el humano se prende
y en medio mundo se extiende
una mancha de pecado.

Un huracán de pasión
destruye a la humanidad
y en un fuego de maldad
se marchita la ilusión.
Veneno en el corazón
pone la droga malvada,
Y la mujer, demacrada
que vende su amor, bohemia
desfila por la academia
borracha de madrugada.

Ya no se le tiene amor
a la gran Naturaleza,
se ha perdido la cabeza,
todo es venganza y rencor.
Nadie piensa en el señor
que hizo la tierra y el cielo,
y en tan infernal desvelo
la humanidad por tributo
portará un crespón de luto
con un gemido de duelo.7


7 Se han hecho leves cambios en la puntuación. Tomado de: Luis Gómez y Cuco Menéndez: Rumores de mi batey: obras poéticas, Impresos Ideas, Santa Clara, verano de 1954; 22 p.

cuco_menendez3

Norieguita (laúd), Pablo Fuentes (guitarra), Cuco Menéndez (derecha) y Rigoberto Artiles (izquierda)

cuco_menendez4

Con Caridad Delgado (izquierda)
y su hija Mayra, de 9 años

Continúa en la página 2
CUCO MENÉNDEZ «EL CACIQUE VILLAREÑO».
SELECCIÓN DE SUS DÉCIMAS

Compilado por: Mariana Enriqueta Pérez Pérez

En el Diccionario de la música villaclareña1 aparece Estanislao Menéndez Pérez, conocido por «Cuco» y «El Cacique Villareño», poeta y repentista, que nació en Santa Clara el 19 de enero de 1923. Su vida artística se inició, cantando en guateques, a la temprana edad de catorce años. Más tarde (1940) trabajó con Batule en la CMHX (altos del Teatro Martí) en el programa «Romance del Palmar», y en 1944 en la Emisora OIR (CMHI) cuando se funda esta. En 1950 entra a la CMHW; también trabajó con Mario Pérez en Radio Cadena Central, hasta 1959. A partir de 1970 formó parte del conjunto «Voces y cuerdas de mi Cocodrilo Verde».
El Diccionario… también informa acerca de Cuco Menéndez: «Prolífero poeta que incursiona en la contoversia, el punto libre y cruzado, realizaba novelas en décimas que se radiaban por la emisora OIR, en el programa ‘Romances’ y ‘Guitarras Guajiras’». Fue un gran amigo del Indio Naborí, quien junto al también poeta Pedro Guerra vino en 1949 para tributarle un homenaje. Hacia el momento de conformarse el diccionario, Cuco Menéndez  ya poseía la Distinción por XXV años en el sector de la Cultura.
En Cuba, antes de 1959, los poetas repentistas publicaban sus décimas en folletos y hojas volantes que ellos mismos, o sus patrocinadores comerciales, pagaban a las imprentas. Un ejemplo de esto es el folleto Rumores de mi batey, cuyas páginas fueron compartidas por los poetas Luis Gómez y Cuco Menéndez, que evidentemente fue patrocinado por la Joyería Rodríguez, aunque también aparecen otros anuncios. En el espacio de «El Cacique Villareño», este hace una dedicatoria o introducción que, por su brevedad, transcribo textualmente, y con respeto de la ortografía y puntuación originales para que se aprecien las prácticas del lenguaje y la impresión en ese tiempo:

Estimados amigos: Aprovechando la Edición del Libro “RUMORES DE MI BATEY,” quiero por medio de sus páginas, llevarte un rato de entretenimiento, con algunas décimas de mi cosecha, principalmente los libretos cómicos de Anacleta y Casimiro que tanto de tu agrado fueron.
También algunos de los Piés Forzados que tantos admiradores me enviaron a mi programa “Romance del palmar.”
En mis décimas encontrarán los errores que siempre el que escribe comete, pero por los mismos se que me dispensarán.
Muchas gracias.
Cuco Menéndez

Gracias al apoyo que me ha brindado la familia del poeta, he tenido la oportunidad de revisar dos cuadernos manuscritos donde, según se ve, iba anotando las décimas que cantaba en la radio. En la libreta más antigua (se sabe por la cubierta, el papel y el tipo de tinta usada) todas las décimas corresponden al saludo. Alexis Díaz Pimienta ha dicho que ‘la décima de saludo’ es una pieza importante para el improvisador; por ser la que abre el camino a la controversia, este trata de que sea eficaz y de calidad, razón por la cual muchos acuden al llamado repentismo impuro, o sea una décima elaborada horas antes o en el momento de subir a escena. 2 Inicialmente pensé que estas de Cuco Menéndez fueron creadas de igual modo, tal vez para iniciar el programa, máxime cuando, por regla general, en la radio y la televisión todo el repentismo tiene el carácter de impuro. Sin embargo, después de leer la entrevista que le hiciera el periodista Sergio Ruiz Perera  para Vanguardia, el 2 de noviembre de 1989,3 donde Cuco afirma que todas las décimas eran improvisadas, comprendo que él las anotaba después para no olvidarlas. Incluyo aquí una muestra de esas décimas.4
En la entrevista arriba mencionada, Cuco Menéndez refiere:
Bueno, la gente escribía de cosas que pasaban.5 Me acuerdo [de] una carta sobre un desalojo a cinco familias campesinas por un terrateniente. Dije unas décimas que provocaron la suspensión de la audición: El acaudalado dueño / de esta finca de San Diego / quiere con instinto ciego / lograr un macabro empeño / este richacho de seño / insinuador al fracaso / se llama José Madrazo / y para evitar sus planes / ridículos y rufianes / habrá que salirle al paso.
El pie forzado constituye una de las formas en que el repentista puede demostrar su calidad improvisadora, a Cuco Menéndez le dieron uno que decía: «Como la ciudad de Marta»; en la décima 6 el poeta demuestra sus lecturas en torno a la historia y la mitología, por lo que también la incluyo en esta selección, junto a otros tomados de Rumores de mi batey.
En la papelería suelta encontré una serie de décimas —ya de la Revolución— dedicadas al Día Internacional de la Mujer, de ellas seleccioné dos, una donde se alude a las mujeres de la historia de Cuba, y otra donde canta a sus compañeras de trabajo, tal vez a partir de un pie forzado (verso subrayado en el original).
Tomo del cuaderno más reciente —por sus características podría pertenecer a las décadas de 1970 o 1980— algunos momentos interesantes de la improvisación de El Cacique Villareño. Son décimas de controversias que, al no tener los nombres de los contrincantes, supongo sean todas de su propia autoría. Y, al final de esa serie de controversias, aparecen dos estrofas dedicadas a la ciudad de Trinidad, que también inserto aquí como muestra de la décima descriptiva.
Cuco Menéndez falleció, en la misma ciudad donde nació, el 4 de octubre de 2008.

Y para concluir, transcribo una breve semblanza escrita por Mayra Menéndez, su hija, como el mejor homenaje que pueda hacérsele al poeta:

Mi padre fue un hombre muy afortunado: tuvo a su lado una mujer virtuosa que le ayudó a formar una familia, donde el amor y el respeto han sido sus más sólidos principios.
Supo cultivar buenos amigos y ganarse a un público que lo recordará siempre con cariño y admiración. Tuvo fortaleza para enfrentar la ausencia, la enfermedad y la propia muerte.
Fue dotado de un gran privilegio, el de ser un improvisador increíble. Por eso la décima lo acompañó siempre. Ella le dio color a su vida porque a través de ella disfrutó, hizo reir a la gente y contó sus penas y tristezas.
Nadie como él la amó, cultivó y defendió. Por eso, dondequiera que suene un laúd, un tres o una guitarra, acompañando una décima campesina… Ahí estará siempre presente Cuco Menéndez «El Cacique Villareño».

Referencias y notas

1 «Menéndez Pérez, Estanislao», pp. 110, en Giselda Hernández Ramírez: Diccionario de la música villaclareña, Editorial Capiro, Santa Clara, 2004.

2 Díaz Pimienta, Alexis: «Poética del saludo», pp. 312-314, en Teoría de la improvisación, Ediciones Unión, 2001, La Habana.

3 Ruiz Perera, Sergio: «Perfil de Cuco Menéndez», en Vanguardia (Santa Clara) 2 nov. 1989:[2].

4 Como los textos originales no están enmendados, me tomo la atribución de hacer cambios en la ortografía y la puntuación.

5 Germán Bode Hernández, en la página 13 de su libro Décimas rescatadas del aire y del olvido (Fundación Fernando Ortiz, 1997) expresa: «Se podían contar por cientos las cartas que se recibían en las radiomisoras. Aquellos programas eran algo así como la crónica social de los pobres.»

6 Ruiz Perera, Sergio, Op. Cit.

©2008 Mariana Pérez y Museo de Artes Decorativas. Santa Clara. Villa Clara. Cuba. Contactos Museo: Tel. (53) (42) 20 5368

Anterior ...... Siguiente